Virus de monos semejante al ébola podría saltar a humanos: expertos

Esta familia de virus ya es endémica en primates africanos salvajes

Macaco
Ultíma actualización:  |  Redacción

Una investigación dirigida por la Universidad de Colorado en Boulder y que se publicó en la revista Cell, alerta que una familia de virus, la cual ya es endémica en primates africanos salvajes y conocida por provocar síntomas mortales parecidos a los del ébola, ya se encuentra "lista" para saltar a los humanos y transformarse en una nueva pandemia para animales y personas.

Este arterivirus, visto como una amenaza crítica para los monos macacos, aún no ha infectado a ningún humano; no obstante, los autores (que lo comparan con el VIH, que se originó en los monos africanos) solicitan que se le vigile.

"La comunidad sanitaria mundial podría evitar una nueva pandemia si vigila desde ya este arterivirus en animales y en humanos", advierte el estudio.

"Deberíamos prestarle atención", sostuvo Sara Sawyer, autora principal de la investigación y bióloga molecular en Boulder.

"Este virus animal ha descubierto cómo acceder a las células humanas, multiplicarse y escapar a algunos de los importantes mecanismos inmunitarios que esperaríamos que nos protegieran de un virus animal. Eso es bastante raro", sostuvo Sawyer.

Durante 15 años, la experta ha empleado técnicas de laboratorio y muestras de tejido de animales salvajes de todo el mundo para ver cuáles virus animales pueden ser los próximos en saltar a los humanos.

En el último estudio, junto con Cody Warren, el primer autor, en ese entonces becario posdoctoral en el Instituto BioFrontiers de la Universidad de California, se enfocaron en los arterivirus, que son comunes entre los cerdos y los caballos, aunque poco analizaados entre los primates no humanos.

El estudio exhibió que una molécula, o receptor, llamada CD163, es la que posibilita a los arterivirus simios provocar infección en un organismo.

Para su sorpresa, a través de algunos experimentos de laboratorio, los autores notaron que el virus también era muy hábil para engancharse a la versión humana de CD163, ingresar en las células humanas y hacer rápidamente copias de sí mismo.

Pees a que la investigación indica que una nueva pandemia "no es inminente" ni hay por qué alarmarse, se solicita a la comunidad sanitaria mundial otorgar prioridad al estudio de estos arterivirus simios, desarrollar pruebas de anticuerpos en sangre a fin de detectarlos y supervisar a las poblaciones humanas con estrecho contacto con los animales portadores.

Cargando Minuto a Minuto...
Cargando Otras noticias...