AGUASCALIENTES  |  VERACRUZ Síguenos: Twitter RadioBI  Facebook Radio BI
BI Noticias

Opinión

domingo 19 agosto 2018 2:28 AM Aguascalientes, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$19.090

$19.098

Radio BI en vivo
 
Portada / Últimas Opiniones / Opinión

La necesaria gobernabilidad

 18 abr 2018

Por: Jorge Manuel Aguirre

Las próximas elecciones en México se presentan como una gran oportunidad para volver a pensar en nuestro país, en la necesidad de crear un buen gobierno.

Es una oportunidad que supone repensar en como alcanzar la idea de que este nuevo gobierno vaya más allá de la ausencia de corrupción y que se refiera a la consolidación de instituciones transparentes, mesuradas y que operen con reglas conocidas y predecibles para todos; que los servicios públicos sean ofrecidos de manera efectiva, preferiblemente de manera universal, y con calidad sin ineficiencias ni dispendios; evitar la politización de las instituciones y reestablecer los mecanismos de control que han dejado de funcionar; atender de manera solidaria y con enfoque de derechos humanos la pobreza, asegurar condiciones de seguridad personal colectiva y patrimonial a todos, y hacer efectivo el cumplimiento y la justicia a los derechos humanos de los mexicanos; endurecer las penas contra la corrupción política y administrativa; acabar con los privilegios desmesurados e injustificados de los servidores públicos como el fuero, salario, prestaciones, pensiones o jubilaciones; mejorar la transparencia en la contratación pública, proteger a los denunciantes de ilícitos y de corruptelas en las administraciones públicas, despolitizar las instituciones y fortalecer sobre todo los órganos reguladores y de control. Que son solo algunas de las ideas para un buen gobierno.

Con reforzar las instituciones democráticas y alcanzar la participación cívica responsable, se posibilitaría pensar en una realidad distinta que nos diera nuevas dimensiones político-constitucionales que pudieran hacer que nuestros males sociales encontraran remedio en la medida en que se pesaran sus soluciones dentro de la libertad, la igualdad y la solidaridad. Para decirlo en palabras modernas, se reiteraría que los males de la democracia solo tienen remedio en el ejercicio mismo de la democracia.

Los retos que quedan son muy complejos, las instituciones democráticas que han emergido pacíficamente, deben ahora mostrar su capacidad para resolver las demandas de la sociedad mexicana. En una democracia el poder público está siempre más disperso entre los distintos poderes y niveles de gobierno y más limitado por la ciudadanía y los medios de comunicación. Esto, afortunadamente hará que el abuso del gobernante sea menos probable.

La gobernabilidad describe un proceso social y político cuyos elementos constitutivos son muy claros: las leyes, las instituciones y la cultura política de la sociedad. Siendo un proceso político y social, la gobernabilidad se convierte en una cuestión de grados, pero siempre dentro del estado constitucional, democrático y social de derecho.

Por ello, la gobernabilidad y la democracia se complementan provechosamente para propiciar gobiernos, a la vez que legítimos, eficientes y responsables con base en la participación colectiva, organizada, consiente, responsable y plural de la sociedad.

Tenemos entonces un atributo adecuado para la gobernabilidad a la que puede aspirar una sociedad como la nuestra que sea democrática. La gobernabilidad, solo cuando es democrática se convierte en una meta política con sustento económico y social.

Ojalá nuestros candidatos a la Presidencia no olviden la necesaria gobernabilidad, fomenten la participación ciudadana y la transparencia, y actúen siempre pensando en el bien de México.